4 de diciembre de 2005

La Racionalidad de los Mercados

Los Economistas son famosos por pasar la mitad de su tiempo opinando sobre lo que va a ocurrir y la otra mitad justificando por qué no ha ocurrido. No lo digo por meterme con ellos, es indiscutible el valor de un pronóstico fiable y los economistas son los que más pulcramente aplican el método científico al complejo ejercicio de enunciar y validar los principios básicos, pero algo no funciona cuando "no aciertan ni de casualidad".

¿Tan dificil es? Conceptualmente me parece que definir el futuro dentro de unos rangos razonables no puede ser más complejo que desarrollar una TOE... al fin y al cabo hablaríamos sólo de una fracción del alcance... aunque claro los físicos/metafísicos cuentan con la ventaja de que nadie va a comprobar sus teorías a corto plazo y todos prenderíamos fuego a los economistas cada vez que nos cuestan dinero...

En opinión de muchos académicos y profesionales de distintos campos el problema se debe a que el supuesto básico de la economía, el comportamiento racional del ser humano, dista mucho de ser un supuesto que debamos aceptar como razonable. Al margen de los estudios sobre cómo nos comportamos ante distintas noticias me hacen especial gracia aquellos que intentan explicar lo que ocurre analizando como afectan sucesos sin aparente vinculación, en plan efecto mariposa. Leía hace un par de semanas una interesante tésis sobre como los ciclos lunares afectan a los mercados bursatiles. Tambien me llegó otra que defendía la influencia del tiempo (que es algo que históricamente han comentado los brokers de la Bolsa de Londres). Ahora, la mejores hipótesis de este tipo que he visto hablan de la influencia de los resultados deportivos, os recomiendo un artículo de futbol americano que presenta datos bastante contundentes en un par de páginas. Si quereis profundizar en el tema hay bastantes investigaciones sobre distintos deportes en Google Scholar

Never underestimate the power of stupid people in large groups

3 comentarios:

  1. http://www.pithemovie.com/

    Esto de lo que hablas tiene que ver con la película 'PI', supongo que la habréis visto. Las distintas TOE (por cierto, así se llama el mostrador de tránsitos de Iberia de la zona Eco de Barajas) que podemos encontrarnos son sólo el reflejo de la tendencia del cerebro humano a ordenar. El cerebro utiliza el tiempo para ordenar cosas cuyo principio y final conviven en un mismo punto, y según profundizamos o caemos en la infinita pequeñez de cada punto sentimos como si avanzáramos.
    En realidad caemos.
    Como el tiempo, tenemos los reflejos de la matemática o la ordenación cartesiana de la realidad. Esos gráficos que parecen dibujar cordilleras imposibles y que indican lo apropiado (o no) que resulta invertir en oro.
    Era Descartes quien se planteaba la posibilidad de que 2 más 2 quizá no son 4, sino que un 'demonio juguetón' nos pone en el entendimiento la sensación de certeza comprobable.
    No existen los colores. El cerebro los inventa para representar longitudes de onda. No existen las longitudes de onda. El universo las inventa para representar un capricho.
    Luis, no me extrañaría nada si bloquearas la publicación de este comentario.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Saludos Alex

    Todavía no he bloqueado ningún comentario, aunque aún no estoy preparado para quitar la moderación y que se publiquen automáticamente (que es lo que supongo acabaré haciendo)

    Tu respuesta me parece interesante (e inesperada), veamos que opinan los demás

    ResponderEliminar
  3. Entonces... a ver si me entero. Los estados anímicos (es decir, lo irracional) de la gente influirían más sobre los resultados de cualquier evento que los propios factores que lo determinan (eso presupone el autor del texto sobre las Superbowls, y así comienza el texto acerca del clima). Eso es como hablar de un flujo místico de influencia subconsciente.
    Mi pregunta es, ¿se puede establecer un índice de relación entre TODAS las cosas? Si soy madridista en los días que corren, ¿perderé todo lo que tengo...?

    ResponderEliminar